Aspectos claves para construir y empezar a operar un hotel

Poner en funcionamiento un hotel, todo el recorrido que va desde que se toma la decisión de desarrollar un proyecto hotelero hasta que se abren las puertas para iniciar operaciones en el hotel es todo un reto, en el que tanto los dueños / inversionistas  tienen que tomar una serie de decisiones  y elegir a las empresas que van a ser claves para la lograr el éxito.

En este artículo contamos con las aportaciones y la experiencia de 7 expertos, que colaboran compartiendo en el blog sus conocimientos  como  #ExpertosHotelPerúNews. Hemos querido crear  como una especie de  guía o hoja de ruta para la ejecución y puesta en marcha del proyecto hotelero.

El objetivo de este artículo es poder apoyar a aquellas personas que toman la decisión de invertir y hacer realidad el sueño de construir un hotel, esperamos las aportaciones de los expertos sea de  ayuda para que los inversores o propietarios  puedan:

  • Tomar decisiones apropiadas 
  • Optimizar sus inversiones 
  • Evitar retrasos en la ejecución del proyecto hotelero

 

Evaluación inical del proyecto 

Comenta Giancarlo Gambonigerente general de Hotel Management Perú (HMP), “Lo primero que tiene que hacer un inversionista que esté interesado en entrar en este sector es analizar la ubicación, teniendo en cuenta si tiene un terreno o una vivienda que quiere realizar una reconversión. Para desarrollar el proyecto es importante que esté asesorado por personas o empresas que estén en el rubro de hoteleria durante años”.  Giancarlo  recomienda que el terreno tenga una ubicación próxima a centros comerciales o zonas financieras.

Plantea que para tomar una decisión sobre la viabilidad el inversionista o propietario debe:

  1. Realizar un estudio de mercado para definir que categoría de hotel y concepto están necesitando la plaza donde piensa desarrollar el proyecto.
  2. Hacer una cabida, para saber del terreno cuánto puedes desarrollar, en cuánto a cantidad de habitaciones, áreas publicas.
  3. Determinar la factibilidad del negocio: conocer cómo te va a ir en el negocio, según el tipo de proyecto que elijas desarrollar, para determinar si el negocio es viable o no y de esa forma poder tomar una buena decisión.
  • Contrato de management o gestión  con una cadena internacional. Son contratos a largo plazo y cedes la operación al 100% a la cadena, en estos casos el inversionista no incurre en ningún proceso operativo de la gestión del negocio.
  • Contrato de franquicia, pudiendo trabajar a través de un operador, también son contrato a largo plazo.
  • Contratos soft brands, con las cadenas internacionales que tiene esta modalidad, accedes a marcas que te ayudan a posicionarte de forma internacional, sin tener que estar obligado a firmar un contrato a largo plazo ni a seguir todos los parámetros en cuanto a construcción y equipamiento, pudiendo trabajarlo a través de un operador. En estos casos, el propietario o inversionista incurre en la operación, estando dentro del negocio y trabaja con el operador de la mano, para llevar el negocio adelante. Esta opción es muy atractiva en la actualidad para los inversionistas y no pierden el control de su propio negocio.
  • Trabajar de forma independiente bajo la asesoría o la ayuda de un operador que les pueda asegurar el retorno de la inversión.